Reflexiones sobre educación.

Reflexiones sobre educación.

Reflexiones sobre educación.

Una parte muy importante de mi vida fue el momento que entré en contacto con la educación en el tiempo libre.

Cuando yo era niña, crecí yendo de colonias en los veranos y de campamentos, una vez era mayor. De aquellos años pude ver y conocer grandes monitores que fueron unos modelos a seguir. Aquellas vivencias hicieron que cuando tuve la edad para ser monitora, me lancé de cabeza. Yo quería ser como aquellos monitores.

Y así fue, con 17 años empecé a ser monitora de colonias y después con 18, también monitora de teatro en el taller de teatro del colegio. Estuve 7 años como monitora de colonias y 4 como monitora de teatro. Durante aquellos años, pude vivir de todo y conocer a muchos tipos de gente, tanto de monitores como de niños.

Fueron unos momentos muy cruciales de mi vida. Fue un momento de cambio para mí, pasé de ser una niña tímida y vergonzosa, a una chica mucho más abierta y madura.

Como monitor de ocio, te formas con la práctica del día a día, de los compañeros y de los niños. Aprendes muchas cosas que te sirven para la vida y que no lo podrás experimentar ningún otro lugar. Son unos momentos mágicos, que sólo se pueden entender cuando lo has vivido.

Cada vez que recuerdo aquellos años, los recuerdo con una sonrisa, me siento muy orgullosa de haber podido vivir lo que he vivido y haber aprendido lo que he aprendido. Los aprendizajes que pude vivir en el mundo de la educación en el tiempo libre, tanto como niña, como monitora, los recuerdo con más ilusión que los años que estuve estudiando en la escuela.

No somos conscientes de lo importante que es este tipo de educación, como adultos nos preocupa que nuestros hijos, estudien mucho, que saquen grandes notas, que tengan grandes carreras, que sepan hacer muchas cosas. Pero la educación es mucho más que eso, es el juego, las emociones, la diversión, los momentos mágicos, la conexión con los demás, la curiosidad, el respeto por los demás y por los animales y la naturaleza.

La educación que hemos recibido, la han creado los adultos por los niños y eso nos hace perder la perspectiva, yo la primera. Quizás es el momento que nos planteamos sacar el niño que llevamos dentro, para pensar otra manera de educar, una que nos gustaría hacer, si fuéramos niños.

Puedes dejar tus comentarios y opiniones a continuación:

Por favor, prueba que eres humano seleccionando el Tecla.



No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.